Humidificador de porcelana


Materiales.
Pieza de porcelana, lustres color albaricoque, madreperla, verde, amarillo y oro mate, pigmento en polvo negro, grasa abierta, alcohol, mascarilla (laca de reserva) y disolvente para lustre.

Humidificador: como en todos los trabajos realizados sobre porcelana, el primer y más importante paso que damos es limpiar la superficie a decorar con un trapo, que no ceje pelusa, impregnado en alcohol o saliva, elimirando de este modo todas las impurezas, como polvo o grasilla, que se acumulan por efecto del embalaje y la manipulación. Ahora, ya estamos en disposición de calcar los motivos sirviéndonos de un papel de calco especial para porcelana (produce marcas capaces de quemarse en el horno) y la plantilla. Superponemos ambos elementos y los sujetamos a la pieza con papel celofán adhesivo. Sólo tenemos que repasar to-. dos los trazos con la punta de un buril y comprobar el resultado antes de retirar definitivamente el adhesivo. A continuación, preparamos el pigmento en polvo negro para repasar el dibujo a plumilla. Cogemos con la punta de la espátula una pizca de pigmento y la mezclamos sobre una paleta (puede servirnos un azulejo, trozo de cristal, etc.) con grasa abierta. Luego, cargamos la plumilla e iniciamos su aplicación sobre los trazos calcados. El perfilado ha de hacerse a mano alzada, apoyando la pieza sobre la mesa y sujeta con la otra mano. Las líneas deben ser continuas nunca intermitentes y, para no dejar gotas, conviene que carguemos siempre la plumilla y realicemos primero algún trazo sobre una hoja de papel. En caso de haber errado no hay por qué preocuparse, pues podemos limpiar sin ningún problema con una servilleta de ce lulosa y volver a repasar de nuevo.

Concluido todo el dibujo, realizamos la primera cocción a 750°C, fijando así los límites entre los que vamos a poner lustres. Extraída la pieza del horno, una vez que esté totalmente trío, pues el cambio de temperatura con el exterior podría quebrar la porcelana, cubrimos determinadas zonas del dibujo con mascarilla (laca de reserva) escogidas aleatoriamente, pero procurando que separen al menos dos franjas en el interior del dibujo (en este caso los pétalos y algunas hojas) a fin de aislarlas, evitando que se mezclen los lustres de diferentes colores. Llevamos a cabo su aplicación mediante la punta de un pincel fino n° 1 de pelo natural (buey), procurando no superar los límites marcados por los trazos negros, y limpiando los restos que queden en el pincel con agua, puesto que si los dejamos secar podemos olvidarnos del pincel. Esperamos unos minutos hasta que forme película antes de iniciar la aplicación de otras tonalidades que serán distribuidas como más convenga, aunque procurando siempre alternarlas. Así, ponemos color madreperla al pétalo del centro y la franja que asoma en el lado derecho, y proseguimos con el amarillo y el albaricoque en los restantes a la izquierda y a la derecha respectivamente.

Etiquetas: ,

Deja un Comentario

Dejanos un comentario asi sabemos lo que piensas

Leer Comentarios

Escribe tu comentario aquí. Interesante el ejemplo, pero aque llaman grasa bierta y como se consigue.