Imitación a palo rosa


Comenzamos esta imitación de palo rosa preparando la superficie de táblex con una mano bien extendida de selladora, aplicada con el pincel plano de cerdas n° 20. Una vez seco, cubrimos con trazos diagonales todo el panel, sirviéndonos del mismo pincel ahora impregnado en un tono amarillo pálido, resultado de combinar los acrílicos blanco y amarillo de cobalto. 1 Dejamos unos minutos de secado y volvemos a distribuir un nuevo color, el siena rostado, ligeramente rebajado con agua, a fin de aclararlo y al tiempo alargar su secado. Primero cubrimos toda la superficie en trazos diagonales, luego, levantamos la pintura en franjas, arrasrrando una esponja humedecida, cortada para la ocasión formando un pequeño rectángulo del ancho aproximado de las vetas, y por último azotamos con la disciplina (brocha de pelo muy largo fabricada con crin de caballo). Para que quede bien, la pintura debe mantenerse fresca hasta el último momento. En todos los pasos, trabajamos en la misma dirección diagonal, y en el caso de la disciplina desde abajo hacia arriba, golpeando primero con la zona más cercana a la virola, para terminar el azote con el extremo más alejado del mechón. Continuamos empleando el mismo tono a fin de reforzar algunas vetas, y volvemos a utilizar la disciplina para deshacer la pincelada. Conviene recordar que cuantos más pasos realicemos con esta brocha mejor efecto crearemos en los poros de la madera. Una vez seco, iniciamos la decoración con óleos. Primero mezclamos siena tostado y un poco de laca car mín, oscurecido por medio de una pizca de negro, y lo rebajamos en disolvente en una proporción del 70%.

El disolvenre lo confeccionamos con esencia de trementina y aceite de linaza al 50%, añadiendo unas gotas de secativo de cobalto. Con una brocha extendemos bien este tono para crear transparencia, cubriendo toda la superficie en trazos diagonales. Luego, con distintos pinceles de diferente tamaño y grosor (pincel redondo de mango largo n” 6, pincel plano n° 4, n° 2 y n° 10) impregnados en una mezcla de laca carmín y negro, en la que variamos las proporciones con objeto de crear una pequeña gama de tonos diferentes, reforzamos algunas zonas, especialmente las que no aclaramos con la esponja. Proseguimos trabajando sobre esta pintura fresca, levantándola ahora con el dedo protegido por un trozo de tela, y lo arrastramos en diagonal en algunas zonas, para descubrir los acrílicos granulados por la disciplina. Después, en siena tostado puro subimos la tonalidad de algunos trazos, manteniendo siempre la diagonal marcada desde el principio. Integramos todos los colores azotando con la disciplina, del mismo modo anteriormente recomendado, teniendo en cuenta que si no nos gusta el acabado final, podemos repetir los últimos pasos en óleo y disciplina a fin de corregirlo. Así, dejamos secar durante un mínimo de 24 horas antes de aplicar cuatro manos de barniz de poliuretano satinado (que lijamos con lija de agua seca a partir de la segunda). Concluimos el trabajo de imitación dando una capa de cera a pincel y sacando brillo con un trapo de algodón seco.

Etiquetas: ,

Deja un Comentario

Dejanos un comentario asi sabemos lo que piensas

Leer Comentarios

Deja un comentario!