Estantería para guardar la pintura


Para guardar los botes de pintura y otros accesorios del mismo género resultará muy práctica una estantería. Esta debe ser resistente y quedar bien fijada en la pared. Si se dispone de un rehundido en la pared se podrá establecer un armario forrándolo convenientemente con tableros lisos o perforados. Los anaqueles colocados en la pared o suspendidos del techo constituyen un sistema muy práctico para guardar los maderos y piezas de materiales diversos. Cuanto más desembarazado se halle el suelo, más cómodamente se trabajará en el taller. El calor y la ventilación son indispensables, particularmente en las fases de acabado. Hay colas que tardan mucho en secar en ambientes fríos y húmedos.

Conviene evitar sobre todo la humedad, ya que favorece la acumulación de la herrumbre en las herramientas y el alabeado de los maderos. Un buen aparato de calefacción con aire caliente es la mejor solución del problema. Si se utiliza el taller para realizar reparaciones mecánicas, será conveniente instalar un torno o polipasto para levantar pesos importantes y dejarlos sobre el banco. Para ello será necesario a veces instalar una viga complementaria en el techo, apoyada sobre dos paredes de carga o sobre un pie derecho de refuerzo.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Dejanos un comentario asi sabemos lo que piensas

Leer Comentarios

Deja un comentario!