Potabilización del agua por sarro y materias grasas flotantes


Potabilización del agua: el agua de lluvia que cae sobre la tierra o sobre una roca insoluble conserva generalmente un contenido muy débil de mincralización. Pero las aguas superficiales pueden adquirir una cierta cantidad de materias orgánicas o vegetales, particularmente turba, que producen una cierta acidificación. De todos modos, en este caso la dureza suele ser muy reducida. Inversamente, las precipitaciones que caen sobre una roca sedimentaria se infiltran en ella y alimentan la capa freática. En este caso, el contenido de mincralización es muy elevado y el agua resultante es un agua dura. Por otra parte, intervienen otros fenómenos.

Así, mientras el agua de lluvia cae en forma de gotas, éstas absorben una cantidad considerable de gases y de elementos de la polución atmosférica que, a su vez, transmiten al agua una cierta acidez. El más importante entre los ácidos formados de este modo es el ácido carbónico (H,CO„); éste se forma por disolución de gas carbónico (CO,) en el agua (H.O). En las zonas muy industrializadas, en donde los residuos que polucionan la atmósfera son importantes, la proporción de anhídrido sulfuroso (SO,) es mucho más importante, por lo que las gotas de agua de lluvia llegan al suelo en forma de ácido sulfúrico muy diluido.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Dejanos un comentario asi sabemos lo que piensas

Leer Comentarios

Deja un comentario!