Color Verdin Archive

Métodos de patinado para color verdin


Es un acabado perfecto para sugerir antigüedad. La utilización de tres colores distintos proporcionará un efecto patinado. Conviene tener un color muy pálido (como un verde menta), uno muy fuerte (turquesa oscuro) y un tono medio (agua). Este método de verdín que proporciona un aspecto muy encostrado se puede utilizar en jarrones, estatuas, balaustradas, vallas o jardineras. El yeso blanco o blanco de España se obtiene en las tiendas de bricolaje. verdín Mezcla una parte de pintura plástica y dos de alcohol desnaturalizado, añadiendo yeso blanco pasado por el cedazo, hasta que la pasta parezca alcorza (pasta de azúcar y clara de huevo). Añade poco yeso cada vez. El alcohol desnaturalizado se evapora rápidamente, por lo tanto, quizá tengas que ir añadiendo más.

Mezcla cada uno de los tres colores de esta manera. aplicación de las pastas Utiliza un pincel para cada color y aplica golpeando suavemente las pasta sobre la superficie, dejando que se vean partes del fondo de metal. Para que el efecto quede real, aplica las diferentes pastas dando las pinceladas totalmente al azar. Puedes dejarlo así o dar un paso más allá, introduciendo pequeñas cantidades de yeso sobre la pasta, cuando está casi seca. Esto da la impresión de aquellos depósitos minerales que aparecen de manera natural, especialmente en los huecos. Se puede poner el objeto bajo un chorro lento de agua, cuando las pastas están medio secas. Ciertas cantidades de pasta saltarán y con esto obtendrás un aspecto antiguo. Si quieres que aparezca mayor cantidad de los tonos de base, frota los colores de la superficie con un trapo mojado en disolvente. Protege el artículo terminado con una capa de barniz incoloro o de cola de PVA. Por más información visite manualidades navideñas.

Etiquetas: , ,

Como patinar en verdin


Lava o limpia el objeto a pintar para que no haya grasa. Con papel de lija, frótalo para que la superficie quede bien preparada para la pintura. Rocía el objeto con la pintura metálica y déjalo secar. Diluye una parte de la pintura plástica verde oscura en tres de agua y, con el pincel, aplícala enérgica y rápidamente sobre el objeto preparado. La pintura debe fluir fácilmente por la superficie del objeto, pero se deben ir creando grietas. Si la consistencia no es la correcta, limpia simplemente la pintura y empieza de nuevo. Cuando esta capa esté completamente seca, frota suavemente con un trapo mojado en disolvente, sobre las panes sobresalientes. Quila el exceso de pintura verde que quieras, hasta que te satisfaga el resultado. Sella con una capa de PVA o con barniz en aerosol.

Etiquetas: , ,

Aplicación del verdín


Existen dos métodos para aplicar el verdín. Según la cantidad de corrosión que quieras simular, solamente podrás utilizar el primero de los dos métodos, que proporcionará una pátina suave, o bien el primero seguido del segundo, para que tenga un aspecto más encostrado. Este método proporciona un acabado en el que se insinúa el verdín, un aspecto azul verdoso muy natural, que está especialmente indicado, por ejemplo, para esos objetos antiguos que no encajarían bien en tu casa. Este acabado también resulta muy real en objetos de exterior, porque no sugiere un deterioro de mucho tiempo. Utiliza el método de manualidades para dar una pizca de verdín en bases de lámpara, candelabros, jarros, cestas de alambre, papeleras y figurillas.

Etiquetas: , ,

Del bronce al verdin


Trabajo sobre madera, yeso y barro cocido. De la misma manera que con los plásticos, selecciona el acabado metálico que vaya bien con la terminación final. Por ejemplo, los bustos y estatuas pequeñas se solían fabricar del bronce o plomo al verdin, así que limítate a estos colores. Un vaso para utilizar dentro de casa podía haber estado hecho de cobre y desde el momento que no estuvo tan expuesto a la intemperie, no debe quedar tan apagado como las piezas de exterior. En estas superficies porosas, la adherencia no suele acarrear problemas y la mayoría de las pinturas metálicas son adecuadas, tanto si se rocían con un aerosol como si se aplican con pincel.

Etiquetas: , ,

El verdin despues del color cobre


Elige una que esté formulada especialmente para plásticos, como las que se venden para pintar dibujos en las llantas de los coches. Hay que lavar el plástico para quitarle la grasa y lijarlo suavemente para que la pintura se agarre bien. Rocía la pintura en un lugar bien ventilado y protégete si es posible con una máscara. Dale varias capas finas para que no se produzcan goteos. Al escoger el color metálico de base, recuerda que estás intentando crear algo que parece haber pasado mucho tiempo a la intemperie, así que elige los tonos oscuros y apagados. El color cobre, el peltre, el gris oscuro del plomo viejo y el color bronce van bien.

Etiquetas: , ,

Como llegar al color verdin


El verdin es un precioso color azul verdoso, con algunas escamaciones, producidas como resultado de la corrosión natural que se da en el cobre, el bronce y el latón. Con unos materiales de fácil adquisición, es posible obtener un efecto de verdín muy convincente, no solamente en metales, sino también en plásticos, madera o barro cocido. Trabajo sobre plásticos. Hasta las jarras y macetas del plástico más barato pueden parecer clásicos objetos de metal antiguos. Lo primero que hay que hacer es aplicarles un acabado metálico. Las pinturas en aerosol proporcionan un acabado muy liso, una base muy buena para el verdín.

Etiquetas: , ,