Cuadros Decorados Archive

Cuadro bordado sobre cañamazo


Cuadro bordado sobre cañamazo

Cómo transferir el diseño.
Este paisaje bordado conpuntadas rectas es sencillo de realizar incluso para quien no ha cogido una aguja en su vida; además, cunde mucho porque las puntadas son largas y el hilo grueso. Para evitar que el cañamazo se deforme hay que utilizar un bastidor. El hilo puede ser algodón de mouliné o lana de tapicería.
El diseño del paisaje a escala real está reproducido en las hojas siguientes, con objeto de que puede transferirse sobre el cañamazo sin dificultad.

Materiales.
Cañamazo. El más adecuado para esta labor es el cañamazo sencillo de 6 hilos por cm.
Hilos. Se recomienda utilizar algodón de mouliné o lana de tapicería, pero si se desea hacer una muestra, es preferible usar restos de lanas o hilos más ordinarios. No obstante, para realizar esta labor no se aconseja utilizar hilos distintos de los recomendados, a menos que tenga cierta experiencia. Si el hilo es demasiado grueso para el tipo de cañamazo, las puntadas quedarán excesivamente juntas y la labor demasiado abultada Por el contrario, si el hilo peca de fino, se verá el cañamazo a través de las puntadas.
Aguja. Las agujas de tapicería tienen el ojo largo, para que se pueda enhebrar el hilo sin que se separen los cabos. La punta redondeada separa los hilos del cañamazo sin pincharlos, lo que permite pasar la hebra a través de ellos sin dificultad. El tamaño de la aguja debe estar en relación con el grosor del hilo.
Rotulador. El método más sencillo consiste en calcar directamente el dibujo a través del cañamazo, dibujando las líneas con un rotulador. Si el cañamazo es demasiado tupido y no deja ver bien el diseño, será preciso utilizar otro método.
Lápiz de cera. Calcar el dibujo con papel vegetal o papel cebolla. Con el lápiz de cera señalar las lineas por el revés del papel. Colocar éste de modo que las líneas de cera queden en contacto con el cañamazo y planchar para transferir el diseño.
Hilván. Calcar el dibujo sobre papel cebolla, utilizando un rotulador. Colocar el papel sobre el cañamazo de manera que las líneas verticales de sus hilos vayan paralelas a las líneas verticales del diseño.
Pasar por todos los contornos un hilván menudo que coja a la vez el papel y el cañamazo.
Quitar el papel rasgándolo.

Bastidor.
El bastidor de tapicería permite trabajar con las dos manos y ahorra mucho tiempo, a la vez que impide que se deforme el cañamazo. Se vende con patas o sin ellas, pero el principio de todos ellos es el mismo: tensar y sujetar el cañamazo. El bastidor de la ilustración es una estructura rectangular hecha con palos redondos arriba y abajo y palos cuadrados a los lados. Los redondos llevan dos tiras de tela clavadas con tachas y los planos una serie de agujeros que permiten ajustar el bastidor al largo del cañamazo. La tira para estos bastidores se vende en distintos anchos, y es preciso elegirla más estrecha que la distancia entre los dos palos cuadrados. Si sobra de largo se puede enrollar en los palos redondos para ajustaría al largo del cañamazo.

Montaje del cañamazo sobre el bastidor.
Doblar hacia el revés los orillos superior e inferior de cañamazo, remetiendo 1,5 cm aproximadamente. Casar el centro del orillo superior ya doblado con el centro del palo superior. Coser el cañamazo a la tira de tela, trabajando desde el centro hacia los extremos. Repetir la misma operación para el borde inferior.
Unir con un pespunte los orillos laterales del cañamazo a una cinta de 2,5 cm de ancho. Ajustar el bastidor e introducir los tornillos de madera. El cañamazo debe quedar bien tensado.
Enhebrar un cordel fino en una aguja de bordar gruesa. Trabajando desde el centro hacia los palos redondos, unir la cinta cosida al cañamazo, a los palos cuadrados como se aprecia en la ilustración. Después de fijar los cuatro lados, comprobar que los hilos del cañamazo estén perfectamente verticales y horizontales y rectificar estirándolo con cuidado, si es necesario. Anudar el cordel en los extremos. Si durante el trabajo se afloja la tensión del cañamazo, soltar los nudos y tensar el cordel desde el centro hacia los extremos. Cómo improvisar un bastidor. Si no se desea comprar un bastidor, se puede construir un marco con cuatro listones de madera, y sujetar a él el cañamazo con puntadas largas, chinchetas o tachas. Lo importante es que la labor esté tirante para que la tensión de las puntadas sea siempre la misma.

Cómo realizar el bordado.
Sujetando el bastidor con la mano izquierda, clavar la aguja en el cañamazo de abajo hacia arriba. Sacar el hilo con la mano derecha y pinchar la aguja de arriba hacia abajo. Este doble proceso constituye cada puntada del bordado, y aunque pueda parecer muy largo a quien lo realiza por primera vez, la realidad es que la labor cunde mucho por su sencillez y por la comod idad que representa el uso del bastidor.
La tensión de las puntadas debe ser regular. Si el hilo está flojo, la superficie de la labor no quedará uniforme, y si está demasiado tirante, el cañamazo puede quedar deformado.
Aunque se puede empezar a bordar donde se desee, es preciso terminar toda la superficie tensada de cañamazo, antes de fijar en el bastidor un nuevo fragmento del diseño. Comienzo del bordado. Anudar el extremo del hilo y pinchar la aguja por el derecho de la labor, a unos 5 a 7 cm de donde se desea realizar la primera puntada. Sacar de nuevo la aguja por el derecho y trabajar las primeras puntadas. Cortar el nudo, enhebrar el cabo en la aguja, esconderlo por detrás de las puntadas y realizar una última puntada para asegurarlo, introduciendo la aguja por el ojo.
Remate del final de hebra. Hacer una pequeña puntada por el revés de la labor con el ojo de la aguja, y esconder el cabo detrás de varias de las puntadas precedentes antes de cortarlo, para evitar que quede demasiado corto.
Longitud de la hebra. Realizar las puntadas rectas con una longitud de hebra de unos 90 cm.
Los cabos del hilo se peinan en un sentido, mientras que en el otro van a contrapelo. Enhebrar siempre la aguja de modo que el hilo penetre en el cañamazo a favor del pelo, para evitar que se formen nudos.

Etiquetas:

Cuadro otoñal


Materiales:
• Papel DIN 4 en azul medio para el fondo • Hojas de papel en verde, marrón, beige, rojo, naranja, amarillo
• Papel de empaquetar • ramitas finas
• hilo de urdimbre • rafia en rojo
• espigas de avena, centeno, trigo etc.
• rotulador fino (Fineliner) en naranja, azul oscuro, marrón, rojo oscuro
• taladro de oficina, tijeras i pegamento para manualidades UHU

Cuadro otoñal: 1 Recortar el sol y pegarlo sobre el fondo. Pintar la cara con rotulador.
2 Realizar la valla con ramitas cortadas.
3 Recortar el césped de forma dentada y pegarlo en el borde inferior del cuadro.
4 Rasgar el bancal de papel y fijarlo con pegamento. Las tablas para pisar son de papel de embalaje.
5 Separar algunos granos con envoltorio y raspas de las espigas y pegarlos en el bancal.
6 Recortar la cometa y los lacitos de papel de color y fijarlo todo, con la cola de cometa de hilo de urdimbre, en el cielo.
Los ojos son confetis de taladro de oficina. Pintar la cara con Fineliner.
7 Recortar y pegar las nubes.
8 Recortar la ropa, los pies, la cabeza y las manos de papel de color y pegar todas las piezas según indica la imagen. Los detalles pueden ser dibujados con Fineliner.
9 Hacer trenzas de hilo de urdimbre, atar con rafia y pegarlas en la cabeza. El peinado se fija con pegamento para manualidades.
10 Pegar el pájaro recortado en el cielo y dibujar la cuerda de la cometa.

Etiquetas: ,

Cuadros decorativos en bizcocho cerámico


Materiales
• Placa de bizcocho cerámico
• Pinceles chatos o redondos
• Esmaltes para cerámica stroke & coat (SC), cristal glaze (CG), 2000 glazes (2000 G)
• Agua
• Oro liquido brillante 12 o 14%
• Diluyente
• Cinta de enmascarar
• Pincel para oro
• Alcohol

Cuadros decorativos: Primera quema
1 Realizar tu propio diseño o transferirlo con papel carbónico común. En este caso se eligió un dibujo lineal. Para evitar traspasar el diseño (las franjas) se emplea cinta de enmascarar.
2 Mojar la pieza con agua empleando un pincel. El bizcocho cerámico es un material muy poroso y esto evita que consuma tanto esmalte.
3 Aplicar tres manos de esmalte en cada franja, de izquierda a derecha. Franja 1: 3 manos de SC 28 blue isle.
Franja 2: 3 manos de SC 57 cockateal.
Franja 3: 3 manos de S 2208 deep sea blue (mate) Franja 4: 3 manos de S 2115 tahiti blue (brillante) Franja 5: 3 manos de SG 12 moody blue
Franja 6: 3 manos de SC 30 blue dawn
Siempre esperar a que seque una mano para aplicar la siguiente.

Cuando la pieza esté bien seca aplicar el cristal glaze. Son esmaltes con cristales que en la quema se funden y combinados con el esmalte provocan efectos sorprendentes. En este caso se aplicó CG 713 peacock green y CG 720 blue marble. Quemar entre 950 y 1040°C. Aplicar el oro líquido brillante 12 o 14%, con pincel para oro. La pieza debe ser previamente limpiada con alcohol. El área a trabajar se delimita con cinta de enmascarar. Quemar a 720°C.

Etiquetas: , ,

Manualidades de cuadros decorados con mariposas


Los cuadros decorados se caracterizan por dar vida a diferentes espacios. Estos dos diseños se convierten en una buena alternativa para regalar en una ocasión especial. Calque por separado el diseño de la mariposa y la libélula, y luego transfiéralos al papel reciclado con un esfera sin tinta o un punzón. Comience a hacer las bases de la mariposa. Con pintura acrílica de colores café y negro y un pincel plano pequeño, pinte el cuerpo y la parte exterior de las alas.

Pinte con acrílico de color naranja las partes medias y los ojos. Con pintura blanca, y un oincel plano pequeño, pinte las manchas de las alas de la mariposa. Con pintura amarilla oscura pinte las partes interiores de las alas. Siga con las sombras y las luces; utilice el pincel liner y pintura amarilla para hacer las luces de la parte media de las alas. Diluya con blanco.

Etiquetas: , ,