madera manualidades Archive

Un armario para tirar al blanco


Materiales.
1 trasera de tablero aglomerado. 12 mm grosor:    80,0 x 60,0 cm
2 puertas de tablero aglomerado, 12 mm grosor:   80,0 x 30,0 cm
1 placa tiro tablero blando, fibras 12 mm grosor: 71,5 x 56,5 cm 4 listones de pino cepillado, 22 x 16 mm: 80 cm largo
3 listones de pino cepillado, 45 x 16 mm: 56,8 cm largo (para la parte superior e inferior y almacén de dardos)
4 bisagras de acero cincado 50 mm longitud
2 cierres magnéticos
2 plaquitas perforadas para suspender el armario 2 escarpias

Siempre que se dispone de un tiro al dardo en la pared, al cabo de poco aparecen alrededor de las dianas gran cantidad de agujeritos, a manera de viruela, que afean cualquier pared. Pero también ocurre que, siendo la pared muy dura, las puntas de los dardos quedan destrozadas y despuntadas al cabo de poco tiempo. Gracias a este armarito se tendrá solución para uno y otro mal. El armarito está construido con tablero aglomerado de 12 mm y con unos listones cepillados de pino. En primer lugar, se fija por atornillado la trasera con el listón superior e inferior, asi como con el almacén para dardos que previamente se habrá construido. A continuación se incorporan los listones laterales del marco, también fijados por tornillos. Las puertas llevan ya incorporados en sus laterales un listón, gracias al cual se consigue el giro por las bisagras que en ellos y en los listones se atornillan.

La parte interior de las puertas se pinta con laca para encerados, para así ir anotando los resultados de cada tirada y no tener que estar haciendo las anotaciones en una hoja de bloc. Para poder abrir las puertas, cada una de éstas reciben un recortado semicircular de 4 cm. Una vez montado el conjunto se matan las aristas con papel de lija antes de dar la primera capa de imprimación. Una vez ésta seca, se dan las dos capas de laca. La superficie interior del fondo está recubierta con una pieza rectangular de 71,5 por 56,5 cm de tablero de fibras blando de 12 mm de grosor. La parte vista de este recubrimiento se forra con un tejido verde retenido en la parte trasera del tablero de fibras mediante grapado. El conjunto se retiene sobre el fondo del armarito mediante cinta adhesiva por ambas caras.

Etiquetas: ,

Apoya tortas con madera


MATERIALES.
❖ pie de candelero de madera
❖ plato de madera para pizza
❖ masilla epoxi para artesanos
❖ lija fina de silicio
❖ acrílicos: ocre, chocolate, borgoña, blanco
❖ látex: blanco
❖ enduido
❖ pinceleta

Apoya tortas: lijar la tabla de madera y pie del candelero en forma pareja siguiendo el sentido de la veta. La superficie debe quedar lisa y suave, antes de continuar con los siguientes pasos. Quitar el polvillo. Colocar el plato de madera con el derecho hacia abajo y marcar el punto central. Sobre ese punto, colocar el candelabro invertido. Sujetar ambas piezas modelando una torzada en masilla. Esta se debe colocar rodeando el candelabro y presionar suavemente sobre el plato para que se adhiera y se unan las dos partes. Dejar fraguar. Preparar una mezcla con los siguientes acrílicos: 1 parte de blanco + 1 parte de chocolate + pizca de ocre y borgoña.

Aplicar el color obtenido con una pinceleta, cubriendo toda la pieza por el frente y por el revés. Dejar secar.  Una vez seca la superficie volver a cubrir la estructura, esta vez con una mezcla de látex blanco y enduido en partes iguales. Si la mezcla quedara muy espesa, agregar unas gotas de agua para rebajarla. Al aplicar la preparación, verificar que se cubran perfectamente los bajorrelieves. Dejar secar. Para lograr el efecto de envejecimiento, lijar toda la superficie con lija fina de silicio. Acentuar el lijado en las zonas de mayor relieve hasta que aparezca el color de base y dejar depositado en los intersticios, más cantidad de material.

Etiquetas: ,

Marco doble de madera


Materiales:
Marco doble de madera, lámina de cartulina, espejo, panel de táblex blanco, lazo de resina, acrílicos de color azul claro, marfil, verde turquesa, laca tintable, gel transparente, cera, polvos de talco, betún dé Judea, pátina de dedo dorada, médium de craquelar y activador del craquelador.

En primer lugar, mezclamos al 50% acríl ico color marfil y laca tintable para extender una mano sobre los marcos interiores mediante pincel plano n° 14, llevando siempre la pincelada en la dirección de la veta. Posteriormente, iniciamos la tinción del marco principal con una mezcla de 3 partes de laca tintable y una de verde turquesa. Así, trabajamos con el pincel plano n° 14 extendiendo bien la pintura por delante y por detrás, procurando no duplicar el color en cantos ni vértices. A continuación, aplicamos acrílico puro verde turquesa sobre los motivos en relieve, creando un contraste de tonalidad. Dejamos secar y ponemos sobre los relieves una pátina elaborada con tres partes de gel transparente y una de azul claro. Tras unos minutos, retiramos el exceso frotando con una tela seca a fin de sacar brillo. Luego, espolvoreamos polvos de talco cubriendo toda la superficie, esperamos un instante a que penetre en los poros y retiramos cepillando con pincel plano de cerdas nº 20, para luego frotar con un paño y sacar brillo. Proseguimos matizando los relieves de los marcos interiores con pátina de dedo dorada. Sobre un panel de táblex de 24 x 18 centímetros de superficie, pegamos la lámina de los ángeles, extendiendo una fina capa de cola blanca.

Una vez colocada, pasamos un paño seco, aplastando con fuerza desde el centro hacia los extremos, a fin de eliminar posibles burbujas. Dejamos secar y ponemos una o dos manos de médium de craquelar (una mayor cantidad influye en la obtención de un craquelado más fino). Esperamos unos 30 minutos a que quede mordiente (reconocible porque pasa a ser transparente), y damos el activador del craquelador, cubriendo bien con pincel plano n° 14. Craquelada la lámina, extendemos con el pincel plano n° 14 una pátina de cera y betún de Judea (mezclamos tres partes de cera natural calentada al baño María y una de betún de Judea, rerirando del fuego la cera para llevar a cabo la operación y dejando que enfríe antes de ser aplicada), que retiramos con ayuda de un paño seco antes de que se endurezca por completo. Finalmente, damos color al lazo, aplicando primero dos manos en verde turquesa con el pincel plano n° 14, matizamos luego las sombras con unos trazos en la pátina de gel transparente y azul claro, y después de que seque damos a pincel seco la pátina de dedo dorada. Sólo queda montar la lámina y el espejo en su correspondiente posición, y unir los marcos con grapas y el lazo con pegamento de secado rápido.

Etiquetas: ,

Marqueteria en madera y su variedad en materiales


Marqueteria en madera: antes, se incrustaban otros materiales como la concha de Carey, el marfil y la plata, algunos de ellos hoy en día fuera de circulación, por pertenecer a especies en peligro de extinción. En cualquier caso, la mano del artesano es el elemento fundamental que completa toda esta larga lista de útiles y de la que sale el diseño de cada nuevo trabajo. Se trata de una tarea laboriosa y es necesario disponer de mucha paciencia y precisión. a pesar de la dificultad que en un primer momento pueda parecer que existe en los trabajos de marquetería, en realidad se disfruta de ella y resulta muy relajante, lodo comienza con el diseño de la pieza y los adornos que llevará, para después escoger los tipos de madera que mejor van en cada posición. Resulta necesario tener una idea ya elaborada, determinando los colores más apropiados según el dibujo. También se juega con la forma de las vetas a fin de crear efectos visuales. Por más información visite Manualidades Navideñas.

Etiquetas: ,

Trabajos realizados en maderas nobles


Los materiales sobre los que trabaja son maderas nobles cortadas en finas láminas, procedentes de todas partes del mundo, especialmente Sudamérica e Indonesia. Nos indica que ha llegado a contar más de 160 tipos diferentes, entre los que destacan algunas tan singulares como el Palo Rosa, el Amaranto, la raíz de Madrona o el Palo Santo. Merecen especial mención las rarezas encontradas en cualquier especie, con formas y diseños caprichosos en sus vetas, sin lógica ni orden alguno. De ellas extrae paisajes de todo tipo, campos de cultivo, horizontes montañosos, cursos de agua o cielos nublados, verdaderas maravillas que dejan prendado por su singularidad. También emplea maderas teñidas en diferentes colores como el negro, el rojo, el verde o el azul. Para ello, utiliza especies muy porosas y abiertas, que absorban bien el tinte y permitan ser lijadas sin miedo a sacar el color. Lis principales son la de Sicómoro y la de Tulipero.

Etiquetas: ,

Trabajos de ebanistería con adornos


En otros tiempos, la incrustación artística sobre muebles y otros objetos ornamentales de pequeñas chapas de maderas finas, carey, marfil o incluso metal, aprovechando sus singularidades naturales en beneficio de la creación, fue un oficio de prestigio y reconocimiento, y de hecho, casi todos los trabajos de ebanistería llevaban adornos en marquetería. Ahora, Ignacio Vallarino, pese a las dificultades que supone competir con el mercado actual, es una de las personas que ha conseguido defenderla como profesión, enfocada más a una labor artística y de satisfacción personal que a la meramente comercial.

Etiquetas: ,

En un taller de marquetería


Entre láminas de madera, herramientas y serrín, encontramos a Ignacio Vallarino, ensimismado en la elaboración de nuevas piezas y restaurando verdaderas reliquias del pasado. Parece arte de magia; cualquiera de las delgadas láminas de madera que se amontonan en las estanterías pueden tomar forma y transformarse en delicadas siluetas. Desde paisajes exóticos a representaciones geométricas, pasando por diferentes y variadas figuras. Cada tonalidad, cada amasijo de vetas ya tiene forma… en su imaginación. Todo empezó como un hobby, realizando maquetas de barcos y aviones. Después, fui acercándome al mundo de la marquetería, hasta que se convirtió en un oficio.

Ya llevo veinticinco años disfrutando en este taller. Relojes, cajas de cualquier tamaño y forma, pureras, porta-sobres, marcos, en fin, todo tipo de elementos ornamentales de reducidas dimensiones, pero con una utilidad definida. Actualmente, los trabajos de marquetería han quedado relegados a pequeñas piezas, ya que los muebles y objetos a gran escala han pasado a formar parte de la historia. Yo mismo creo mis propias piezas, ajusfándolas, pues algunas son difíciles de encontrar, especialmente los herrajes, que tengo que pedir de encargo.

Etiquetas: ,

Imitación a palo rosa


Para obtener la imitación a palo rosa que les proponemos, debemos emplear primero pintura aerifica, y sobre ella aplicar los colores al óleo. Conoceremos el empleo de la “disciplina”, una brocha especial de pelo extralargo fabricada con crin de caballo.

Etiquetas: ,

Taller de marquetería


Marquetería: de la mano de Ignacio Vallarino, nos adentramos en el arte minucioso, a veces miniaturista, de la incrustación de pequeñas chapas de maderas nobles, marfil, carey, etcétera, sobre diversos objetos de mobiliario con fines ornamentales. Un trabajo que sin duda requiere grandes conocimientos en todo tipo de maderas y materiales en general, para luego saber aplicar sus características peculiares en beneficio de la obra artística.

Etiquetas: ,

Buhos


Materiales:
• Papel de calco
• lápiz, tijeras, perforador
• 1 piña de abeto de 10-12 cm. de largo
• 1 bola de algodón, 4 cm. .0
• 1 rollizo de madera, 4 mm j0
• ramas de abeto
• goma Eva en marrón, blanco, amarillo, rojo
• rotulador resistente al agua en negro
• Marabu-Brilliant Painter en blanco
• Marabu-Decormatt Acryl en marrón medio
• pegamento universal UHU Kraft sin disolventes

Buhos: 1 Calcar el motivo de la hoja de trabajo en papel de calco, transferir a goma Eva y recortar.
2 Pintar la bola de algodón, realizar los ojos con rotulador en negro sobre goma Eva y aplicar los puntos para las narices. Aplicar los reflejos de luz con lápiz de laca.
3 Pegar la bola de algodón sobre la piña de abeto y fijar las orejas, el pico y los ojos según indica la imagen.
4 Fijar las alas y la pajarita, con parte central recortada, en la piña de abeto.
5 Por último se pega el rollizo entre las escamas de la piña de abeto y se deja secar bien.
6 Decora con ramas de abeto.

Etiquetas: ,

Página Siguiente »