manualidades con tela Archive

Para hacer blusas con ante


Se necesita:
Dos pieles grandes para la de manga corta.
Tres pieles grandes para la de manga larga.
Cinta de ante.
• Cortar los patrones en la piel
• Hacer agujeros alrededor de todas las piezas, excepto en los puños y en los bordes inferiores del delantero y la espalda. Hacerlos a una distancia de 13 mm uno de otro. Asegurarse de que el nú mero de agujeros es el mismo en las partes correspondientes.
Blusas de manga larga.
Rematar con sobrehilado alrededor del cuello y dejar colgando los extremos de la cinta, justo por debajo de las clavículas. Cerrar la V del escote pasando otra cinta a punto cruzado; empezar a cerrar por el pico. Coser los hombros, costados y sisas con sobrehilado. Para rematar el principio y el final de los costados, anudar los cabos y dejarlos colgando como se ha explicado. Hacer la costura de la manga en punto cruzado. En el puño, meter otras dos tiras de cinta para adornarlo.
Blusa de manga corta. Rematar con sobrehilado alrededor del cuello y dejar colgando los extremos de la cinta, justo por debajo de las clavículas. Cerrar la V de la sisa a punto cruzado desde la unión con la manga, hasta el principio de los costados. Dejar colgando los extremos de la cinta, después de anudada bajo el brazo. Sobrehilar los costados y la manga.

Etiquetas:

Crear prendas de ante


La realización de prendas de ante no es pesada ni difícil; ninguno de los sencillos diseños de este capítulo lleva puntadas de aguja; la unión de las piezas está enteramente resuelta a base de hilo de ante pasado por agujeros. Tanto las blusas como los mocasines se pueden adaptar a las medidas de cualquier persona sin la menor dificultad. Las pieles de animales, como el ante, cuero, gamuza y becerro, por ser ligeras, blandas y adaptables, permiten la realización de prendas juveniles y son, además, enormemente cómodas. Por otra parte, con el incremento que han sufrido los precios del algodón y la lana, por ejemplo, ya no existe la diferencia de coste que existía antes entre los tejidos naturales y las pieles naturales. El diseño amplio de todas estas prendas se presta perfectamente a su realización en ante, pero si se prefiere se pueden utilizar otras pieles, bien porque gusten más. o porque resulten más adaptables. Al elegir el tipo de piel que se desea comprar, es preciso tener en cuenta que la textura y el color sean adecuados al tipo de prenda que se va a confeccionar.

Sucedáneos del ante.
El auténtico ante es la piel del antílope de montaña, de donde le viene el nombre. Dada la enorme popularidad de esta piel, este animal estaría extinguido de no ser por los sucedáneos que existen en el mercado. En la actualidad se denomina ante la parte más blanda de la piel de la oveja y el cordero, después de quitársele el cuero. Se diferencia de la piel de becerro únicamente por el procedimiento de curtido. Esta se curte con formaldehido, mientras que para el ante se utilizan aceites de pescados. En el tamaño de ambas existe también una pequeña diferencia: el tamaño medio de una piel de ante suele ser 50 x 50 cm, mientras que la de becerro suele medir 60 x 60 cm; esta última suele ser algo más cara pero da bastante mejor resultado y se limpia con más facilidad.

Elección de las piezas.
Al elegir la piel, fijarse bien en los defectos, manchas, agujeros o remiendos que pudiera tener. En caso de que se necesite comprar varias, es preciso compararlas a la luz para intentar que sean lo más parecidas posible, en cuanto a textura y color.

Diseños para prendas.
Evidentemente no todo tipo de prendas pueden realizarse en ante. Como esta clase de piel no mantiene las formas que se le hacen, sólo se puede utilizar en diseños amplios: en general, todos aquellos que no requieren ir ajustados.

Lavado y mantenimiento.
El cuero, gamuza y ante mejoran de aspecto con el paso del tiempo y el desgaste y, aunque la mayoria de las pieles deben ser lavadas en seco, el ante puede lavarse tácilmente en casa. Frotarlo con un jabón neutro -sin perfumar-, que no sea detergente. Aclarar dejandoalgo de jabón en laúltimaagua para que no pierda flexibilidad. Una gota de aceite para la piel de los niños, en el último aclarado, sirve también para evitar que la piel se reseque y se endurezca. Estirar de la prenda suavemente para que recupere la forma y extender sobre una toalla hasta que se seque. No tender nunca la ropa de ante, porque da de sí. Ponerasecara la sombra, inmediatamente después del lavado.
Para quitar las manchas persistentes existe una goma especial; no utilizar nunca alcohol, ya que decolora la piel.

Material necesario.
Para ninguno de estos diseños es preciso utilizar aguja o hilo. Se necesita un sacabocados, cordón de ante (que existe plano y redondo y en varios grosores) y unas tijeras bien afiladas. Un pasacintas facilita mucho la labor de costura.

Unión de las piezas.
Hacer los agujeros de un diámetro adecuado al grosor del cordón. En todos estos diseños, el cordón es simplemente una tira de ante de unos 6 mm de ancho. Para cortarla, utilizar unas buenas tijeras, o un cortador o escalpelo, guiado por el borde de una regla de metal. Las «costuras» de estos diseños son de tres tipos: cruzada, sobrehilado, e hilván; en esta última el cordón aparece y desaparece entre cada dos agujeros; la costura debe quedar ligeramente fruncida.
Para saber la longitud de cordón que se necesita, calcular el equ ivalente a tres veces el largo total de las costuras para el sobrehilado y el hilván; para el punto cruzado hay que calcular cinco veces esa longitud. Rematar los principiosy finales de hebra con una gota de pegamento, o pillando el cabo por el revés con la puntada anterior. Otro , sistema es anudar los extremos del cordón, aunque es posible que los nudos puedan resultar incómodos. En los agujeros primero y último se puede dejar el exceso de cordón después del nudo, a modo de adorno informal.

Corte de los patrones.
Colocar los patrones sobre el revés de la piel y sujetarlos con plomos. No utilizar alfileres. Dibujar los contornos con jaboncillo y cortar con unas buenas tijeras o con un cortador para cartulina.

Etiquetas:

Pintura stencil en tela


Materiales.
• Camiseta de algodón fino.
• Plantillas para stencil con diseño adecuado.
• Pincel para stencil.
• Pinturas de tela.

Procedimiento.
1 Lavar y secar la camiseta que pintaremos, para quitar el apresto.
2 Colocar dentro un cartón para absorber el color si pasa al interior. Además nos provee de una superficie firme donde pintar.
3 Doblar la camiseta prolijamente dejando el espacio a pintar hacia delante.
4 Aplicar la plantilla de stencil en el lugar elegido y sostener con cinta de enmascarar o la mano.
5 Aplicar el color con el pincel de stencil con el mínimo de pintura posible. Para ello quitar el excedente pasándolo por un trapo o papel absorbente.
6 Alinear el diseño con regla, para que siga la línea.
7 Dejar secar o usar secador. Planchar con calor mediano sobre paño. De este modo queda pronta para el uso.

Etiquetas:

Juego de baño con ramilletes


Lo que necesitas.
■ Juego de baño confeccionado en tela galleta de color beige. Consta de tapa del tanque, del bizcocho y del tapete 1 m de tela galleta de color beige
■ 1 m de randa o cenefa de tela Aída de 9 cm de ancho de color beige
■ 7 m de letín de 7 cm de ancho, beige
■ 7 m de sesgo de color beige
■ 12 m de pasacintas letín de 1 cm de ancho de color beige
■ 10 m de cinta de organza de 7 mm de ancho, matizada en la gama del vino tinto
■ 5 m de cinta de organza de 7 mm de ancho de color naranja
■ 1 madeja de cinta de seda de 7 mm de ancho, matizada en la gama del naranja
■ 1 madeja de cinta de seda de 5 mm de ancho, de cada uno de los siguientes colores: café oscuro y verde medio
■ 1 madeja de cinta de seda de 3 mm de ancho, matizada de las siguientes gamas: del vino tinto y del amarillo
■ 1 madeja de cinta de seda de 3 mm de ancho, de cada uno de los siguientes colores: azul claro, verde claro, beige, salmón y rosado claro
■ 1 m de elástico blanco de 3 cm de ancho
■ Hilos de coser de cada uno de los
siguientes colores: vino tinto y beige
■1mde forro antideslizante, blanco
■ 50 cm de guata acrílíca para rellenar
■ Hilo de bordar de color vino tinto
■ Aguja de punta roma núm. 22
■ Aguja delgada de coser a mano y tambor
■ Plumón soluble en agua o lápiz y metro
■ Papel de calcar, encendedor y tijeras

Preparación.
Si no tienes el juego de baño confeccionado, aquí te enseñamos cómo hacerlo. Lo primero es calcar los moldes de la tapa del tanque, del bizcocho y del tapete y transfiérelos a la tela galleta, a la guata y al plástico. Luego corta las piezas y déjalas en espera mientras llega el momento de armarlas. Corta también tres tiras de la randa beige -del largo necesario para cada pieza-, y sobre ellas transfiere el esquema de los ramilletes que se encuentra en la hoja de trazos y moldes. Utiliza el papel especial y el plumón soluble o lápiz.

Bordado.
Los ramilletes que componen este diseño son muy coloridos y fáciles de elaborar. Borda siguiendo las instrucciones dadas a continuación y te sorprenderás con los resultados.
■ Ramillete central de margaritas. Borda los pétalos de estas flores con puntada margarita y la cinta de seda de 7 mm de ancho, naranja matizada. En los centros borda nudos franceses con la cinta de seda de color verde medio de 5 mm de ancho.
Elabora los tallos con puntada cadeneta y el hilo de color vino tinto. Las hojas que se encuentran a lado y lado hazlas con puntada margarita y el mismo hilo. Complementa el ramillete con varias puntadas margaritas trabajadas con la cinta de seda café oscuro. Finalmente, elabora un lazo decorativo con la cinta de organza de color naranja, fíjalo en la parte inferior de los tallos con varias puntadas invisibles hechas con el hilo de coser y la aguja de punta fina.
■ Ramillete con rosas. Borda primero las bases de las rosas con el hilo de coser vino tinto y la aguja delgada. Luego, sobre ellas, entrelaza la cinta de organza matizada vino tinto. Alrededor de ella, haz varias hojas con puntada japonesa y la misma cinta. Elabora los tallos con punto atrás y la cinta de seda de color verde claro. Trabaja las hojas con puntada margarita y la misma cinta. En los espacios vacíos borda flores pequeñas. Trabaja un modelo con nudos franceses de color azul claro, beige, rosado y vino tinto matizado. El otro modelo bórdalo con puntadas japonesas (pétalos) y nudos franceses (centros). Emplea las cintas de seda de colores salmón, café oscuro y amarillo matizado. Usa también la cinta de organza naranja.

Para finalizar.
Una vez termines de bordar las tres randas de tela Aída, cóselas a la tela galleta. No olvides poner a lado y lado el pasacintas con la cinta de organza de color naranja ya entrelazada. Fija también el sesgo por el contorno de la tela. Luego sí arma cada una de las piezas que componen este juego. Para ello, dispon los materiales de la siguiente manera: primero la tela galleta por el derecho, encima el letín prensado, luego la guata y, por último, el forro plástico. Pasa una costura por los lados, pero deja una pequeña abertura para voltear la tela bordada por el derecho. Déjala en la parte recta de atrás de cada a pieza, para que no se vea el remate.
Finalmente, cierra la abertura con puntada a mano. En las partes internas de los dos forros cose dos tiras de elásticos para sujetarlos a las respectivas tapas.

Etiquetas:

Bolso color café


Lo que necesitas.
10 m de cinta de organza de 5 mm de ancho, matizada del naranja-vino tinto
Retazo de tela de 40 cm de largo por 20 cm de ancho, de color beige
Hilos de coser, de cada uno de los siguientes colores: naranja y beige
10 docenas de pepas planas alargadas medianas de color café
Hilo nailon o aptan de color beige
Aguja delgada de coser a mano
Tijeras y metro

Procedimiento.
Confecciona el bolso con la tela de color beige, doblándola por la mitad. Cierra a los lados con costuras a máquina. Sobre esta base, arma hileras de lazadas continuas con la cinta de organza. A medida que doblas la cinta cósela al bolso con puntadas hechas a mano. Para que las lazadas queden uniformes, cada una debe medir 5 cm de largo. Cose la primera hilera en el borde inferior del bolso, de manera que las lazadas queden colgando. Trabaja la segunda hilera más arriba de la primera, para que las lazadas cubran las puntadas hechas a mano. Continúa con tres hileras más de lazadas, para cubrir la base del bolso confeccionada en tela.

Para finalizar.
Para cubrir las puntadas hechas a mano de la hilera superior, corta una tira de cinta de organza matizada naranja, del ancho del bolso y cósela a máquina para darle un mejor acabado al proyecto.
Por último, arma la cargadera. Inserta en una hebra doble de hilo nailon o aptan de color beige, las pepas planas alargadas, de color café. Remata los extremos del hilo para que no se salgan y fija la cargadera ya armada a cada lado del bolso, con pequeñas puntadas hechas con el mismo hilo empleado. Para elaborar el cierre haz una argolla con una tirita de cinta de organza, y pega una pepa café a manera de botón.

Etiquetas:

Decoupage en tela y otros materiales


Decoupage en tela: si la lámina que eligió para utilizar en este trabajo sólo se consigue en blanco y negro, y no es de papel satinado, debe saber que pueden pintarse con acuarelas, acrílicos y teñirlas con té (sólo frotando la bolsita de infusión sobre el diseño).

Etiquetas: ,

Carpeta estampada


M ateriales.
❖ acrílicos: rojo, sombra natural
❖ látex: blanco
❖ esmalte sintético en aerosol: blanco
❖ tela de encaje para cortinas
❖ cinta de pintor (distintos tamaños)
❖ rodillo (aplicar látex)
❖ barniz

Carpeta estampada: lijar a fondo la madera y dejarla limpia de cualquier residuo anterior. Encintar según el tamaño deseado de la carpeta a estampar, teniendo en cuenta los ángulos (conviene ayudarse con una escuadra para que queden perfectos). Dar fondo color rosa. Dejar secar bien la primera mano, lijar nuevamente y darle una segunda mano para que cubra bien. No debe diluirse la pintura para que no filtre por la cinta. Con cinta de enmascarar de tamaño mediano, encintar desde el borde color rosa hacia el interior del rectángulo. Dejando un espacio (la medida depende del ancho de la tabla) encintar nuevamente con cinta más fina teniendo en cuenta que en las esquinas las cintas deben cruzarse. Volver a dejar un espacio y encintar nuevamente con cinta mediana, marcando un rectángulo interior. Seleccionar un trozo de encaje para cortinas.

Cortarlo unos centímetros más de lo que mide el contorno del sector pintado y colocarlo encima. Asegurarse que quede recto y tirante. Fijarlo con cinta de enmascarar. Cortar tiras de papel y colocarlas alrededor del encaje para proteger la mesa de la pintura en aerosol. Agitar bien el esmalte sintético blanco en aerosol. Mantenerlo horizontal para que la pintura caiga perpendicularmente sobre la tela. Pulverizar sobre la superficie del encaje de manera que la pintura manche las partes caladas del encaje. Retirar la tela y dejar secar bien la pintura. Cuando esté seca la pintura retirar las cintas de enmascarar, menos la que está pegada en el borde o sea la que primero se colocó. Desde el borde exterior de esta cinta medir 2 cm hacia afuera y colocar a partir de allí otra cinta de enmascarar. Pintar en látex blanco el espacio de 2 mm comprendido entre estas líneas. Cuando esté bien seco darle 3 a 4 capas de barniz. La primera capa de barniz va diluido en un 50% con aguarrás, la segunda diluirla en un 30% y las siguientes en un 20%.

Etiquetas: ,

Cojines y cortinas, telas y complementos


Cojines y cortinas
En sus páginas encontrará interesantes consejos para elegir y armonizar adecuadamente los tonos de las telas que mejor puedan vestir las habitaciones de su casa. Mediante desarrollos sencillos y prácticos paso a paso, podrá elaborar cojines, estores, rulos, alzapaños, cubrecamas, etcétera, a juego con el color o el estampado del resto de los elementos decorativos que conforman la pieza. Cada proyecto incluye una lista de materiales así como una relación de las técnicas a emplear, con indicaciones precisas donde localizar los apartados del libro en los que poder ampliar el conocimiento de las mismas.

Etiquetas: ,

La fascinación de la pintura sobre seda


Los colores para pintura sobre seda Marabu-Silk, de brillantes tonalidades, son fluidos y fácilmente fijables mediante plancha. Su gama de 55 tonalidades miscibles entre sí, resulta apropiada para cualquier técnica sobre tejidos de seda o algodón, con un gran rendimiento. Se diluyen en agua y, una vez fijados, resisten al lavado o la limpieza en seco.

Etiquetas: ,

Gnomo


Materiales:
1 lata de hojalata, 650 ml
fieltro en verde y blanco 30 cm. de cinta de yute en verde, 7 cm. de ancho (KnorrPrandell) fibra de agave en rojo cartulina, fieltro y fibra de seda en amarillo, naranja, rojo y verde rueda de madera, 4 cm., con agujero gomilla para el pelo en marrón
varitas de madera o ramas, aprox. 16 cm. de largo
varillas tintineantes pinas de alerce, cascabillos de bellotas, cuentas, llaves viejas, cascabeles
tijeras, aguja de coser, pincel esponja, martillo, clavo, hilo en rojo, cuerda para empaquetar taladradora con taladro para madera de
2 mm
Marabu-Decormatt en naranja, rojo carmín, azul verdoso, negro, rosa metálico, oro, cobre
Marabu-aqua Seidenmattlack. Pegamento universal y pegamento caliente UHU

Gnomo: 1 Hacer con clavo y martillo un agujero en el fondo de la lata para colgar los elementos sonoros.
2 Haz perforar las varillas de madera y la rueda con taladro. En la rueda se hacen seis agujeros opuestos para colgar los elementos sonoros.
3 Dar una mano de pintura de color cobre a la lata.
4 Recortar, de fieltro en verde, una cinta de 4 cm. de ancho y pegarla enteramente a lo largo del borde abierto de la lata. Pegar en medio y alrededor de todo el borde seis hilos rojos de 20 cm. de largo, doblados por la mitad.
5 Atar un lazo de yute y pegarlo sobre la cinta de fieltro. Fijar los ojos y la boca de fieltro, cortar la gomilla para el pelo por la mitad y fijar las piezas como cejas. Las pupilas son cascabillos de bellota pintados de negro.
6 Aplicar las mejillas con el pincel de esponja. Ensartar o pegar cascabillos de bellota, cuentas, pinas etc., pintadas o naturales, en los hilos en rojo.
7 Pintar y barnizar las varillas de madera y adornarlas con cuentas o cascabeles. Llaves viejas y cucharas, varillas tintineantes, tornillos, tuercas y otras cosas más también sirven de elementos sonoros. Atarlo todo en la rueda de madera.
8 Hacer un nudo en el centro de una cuerda para empaquetar de 1,5 m de largo. Sacar la cuerda por el agujero situado en el fondo de la lata. El nudo impide que pase completamente. En e extremo superior de la cuerda se hace un lazo para colgar.
9 Enhebrar la rueda de madera adornada en la parte inferior de la cuerda para empaquetar y mantener en posición mediante un nudo. Ensartar una cuenta como badajo y fijar un trozo de madera en el extremo de la cuerda.
10 Pegar pelo de fibra de agave en rojo fijando, en medio, hojas de cartulina, fieltro o fibra de seda; también pueden ser hojas naturales.

Etiquetas: ,

Página Siguiente »