muebles comedor Archive

Como hacer armaritos


Material:
Las puertas están hechas con tablas de cajas de madera, pero puede utilizar también tablas de madera de palets (pregunte en su supermercado) o de cajas de botellas de vino. El cuerpo es de madera contrachapada de 1 cm de grosor. Además necesita: bisagras; cola para madera; prensas de tornillo; papel de lija; pintura de dispersión blanca para la mano de fondo; pintura mate Hobby Line (de Kreul) para el detalle decorativo, un trozo de esponja.

Así se hace:
Todos los armaritos se construyen según el mismo principio. En la hoja creativa A encontrará las plantillas para pintar el cactus, las tazas y la llave. A continuación se describe a modo de ejemplo la construcción del armario con el cactus.
Este mide 12 cm de fondo, 35 cm de alto y 32,5 cm de ancho. El ancho puede variar, pues viene determinado por el ancho de las tablas de madera. Por este motivo se recomienda disponer primero una junio a otra las tablas para la puerta y tomar las medidas pertinentes. Calcular en base a éstas medidas del cuerpo de madera contrachapada. Cuando vaya a comprar la madera contrachapada, hágala cortar en el propio establecimiento al largo de la puerta. Puertas: Encolar las tablas sobre el listón transversal, introducir las bisagras entre las tablas y el listón y fijarlas con las prensas de tornillo. Aplicar también un poco de cola entre las tablitas. Lijar.

Cuerpo: Encolar las tablas de madera contrachapada (y la balda en el armarito de mayor tamaño) y fijarlas con clavos que atraviesen también la pared posterior. Aserrar un pequeño cerrojo de un recorte de madera y fijarlo con un clavito.
Pintar: Primero dar una mano de fondo con la pintura de dispersión. Para obtener el color marrón claro de nuestro modelo, añadir un poco de pintura mate marrón hasta lograr el tono deseado. Después mezclar este mismo color con un poco de marrón y aplicar la pintura con la esponjita. De esta forma se obtiene un efecto ligeramente deslavado. A continuación reportar el cactus sobre la puerta y pintarlo a su gusto. Si desea obtener un efecto plástico, le aconsejamos pintar las superficies que quedan en un segundo plano en un color más oscuro que las que quedan en primer plano. Por último atornillar la puerta con las bisagras al cuerpo del armarito.

Etiquetas:

Como hacer un diván


Material:
Adapte las medidas del diván al tamaño de sus colchones. Nuestro diván mide 180 cm de largo x 62 cm de fondo x 29 cm de alto, y en él tienen cabida dos colchones de 65 x 190 cm cada uno dispuestos transversa Intente. Madera encolada, 28 mm de grosor, dos lados largos, dos costados; 2 listones, aprox. 4,5 cm de ancho, 2 cm de grosor, que van fijados con tornillos a los lados largos (ver dibujo esquemático la); largueros sobre los que descansarán los colchones, aprox. 4,5 cm de ancho y 2 cm de grosor; la distancia entre un larguero y otro no debería ser superior a diez cm; 6 tacos de madera: aprox. 3 x 3 cm para las esquinas y aprox. 2 x 4,5 cm para reforzar las patas intermedias; tornillos; cola para madera; serrucho de punta; sargentos; taladro.

Así se hace:
Aserrar las patas: Encontrará la plantilla para las pacas en la hoja creativa R. Reportar la plantilla de muestra sobre los lados largos y prolongar la línea discontinua a la medida necesaria. Para marcar el contorno de las patas en los costados, cortar la plantilla de la pata por la mitad y estrecharla 28 mm por el canto recto. A continuación, aserrar todos los lados con el serrucho de punta siguiendo las líneas dibujadas. Marcar previamente la línea de aserrado con una cuchilla de manualidades para evitar el astillamiento de la madera. Sugerencia. ¡Fijando con prensas de tornillo ambos lados largos y/o costados previamente superpuestos, se ahorrará dos procesos de aserrado y obtendrá, además, dos cortes exactamente iguales! Encolar y atornillar los listones a los lados largos de forma que los largueros encajen exactamente en el marco. Atornillar los tacos de madera a las patas intermedias tal como se muestra en el dibujo esquemático.

Montar el marco: A fin de que los tornillos no se vean en el exterior del mueble, la unión entre las pie-zas que conformen el marco se efectúa atornillándolas desde dentro con la ayuda de tacos de madera. Para ello se deberá taladrar previamente en cada taco de madera sendos agujeros para los tornillos. Encolar y atornillar un taco de madera a uno de los lados del marco. Presentar el otro lado del marco y fijarlo sobre una superficie perfectamente horizontal, pues ello le facilitará enormemente el atornillado exacto. Por último, montar los largueros sobre los listones de los lados largos, con una distancia máxima de 10 cm entre uno y otro, y fijarlos con tornillos.

Etiquetas:

Mesas con ruedas para la cocina


Normalmente los mesas con ruedas se utilizan en oficinas. Gracias a los rieles, la parte delantera de esta práctica estantería doble se puede deslizar hacia los lados, ahorrando así la mitad del espacio. Un estante ancho de madera sobre los diferentes elementos logra la unidad de los mismos y ofrece sitio adicional para guardar cosas.

Etiquetas:

Para hacer la funda de tapicería del cojín


• Cortar los círculos con ayuda de un patrón de papel de 19cm de radio (ode 16.5 cm para la versión más pequeña), según los esquemas.
• Preparar los bordes de los extremos, pasando un hilván para señalar a todo lo largo. Prender, hilvanar y dar unas puntadas del mismo modo que se hace para coser las mangas a las sisas.
• Hacer la costura recta, dejando una abertura recta de 46 cm para la cinta de automáticos.
• Hacer las costuras igual que para el asiento.

Etiquetas:

Para hacer la funda de tapicería del asiento


• Hilvanar las partes A y B como indica la fig.
• Coser dejando un margen de 1,5 cm, excepto en los lados de 65 cm de las piezas A del esquema 2, en los que hay que dejar el margen de 1 cm. Dejar aberturas en los espacios señalados con puntos en la fig. 1 y sobrehilar o hacer un punto en zig-zag en los orillos de donde van colocados los automáticos.
• Si la tela es reversible, hacer las costuras con un bies o cinta que resalte, de manera que quede un cordón en un lado y una costura plana por el otro. Si la tela no es reversible, poner el bies plano.
• Remeter el orillo de 1.5 cm en las aberturas y colocar la cinta de automáticos donde señalan los puntos de la fig. 1.

Etiquetas:

Las fundas de tapicería


Sillón de tamaño grande.
Para hacer un asiento de 83 cm x 75 cm x 37 cm y un respaldo de 75 cm x 35 cm.
Se necesita:
El largo de tela que se da en el esquema 1. Hilo de color adecuado. Cinta con automáticos gruesos cosidos de 1,75 m de largo.
Tiras de bies o cinta de 2,5 cm de ancho y 7,3 m de largo.

Sillón más pequeño.
Para hacer un asiento de73 cm x 63 cm x 32 cm y un respaldo de 63 cm x 30 cm. Se necesita:
El largo de tela que se da en el esquema 2. Hilo de color adecuado. 1,5 m de cinta con automáticos gruesos cosidos.
Tiras de bies o cinta de 2,5 cm de ancho y 6,5 cm de largo.

Etiquetas:

Sillones de fácil realización


Los sillones cómodos suelen ser caros, pero como uno de los aspectos más positivos del mobiliario moderno consiste en que cada vez se simplificarán más las formas y las costuras, no es difícil adaptar un diseño sencillo a las posibilidades de realización doméstica. Este modelo, de sencillísima realización, consta de un cojín cilindrico que se apoya en la pared y de un asiento abombado sobre el que reposa el cojín. Una de sus principales características reside en que ha sido especialmente diseñado para que el número de puntadas se reduzca al mínimo. Las dimensiones dadas no deben ser modificadas, ya que de ellas depende el aspecto y la comodidad del sillón. Colocar el asiento de manera que el cojín repose sobre su lado más estrecho para que el sillón no parezca rechoncho. La altura del cojín es ligeramente más corta que la altura del asiento, para evitar que el conjunto quede demasiado elevado.

Telas adecuadas.
Se pueden utilizar casi todas las telas de tapicería para sillones siempre que no sean demasiado gruesas, para que las costuras no queden abultadas. Evitar igualmente el terciopelo y todos los tejidos que puedan aplastarse por el uso. La piel de pelo, incluso sintético, suele dar mal resultado.
La tela reversible de lana sin mezcla, tejida a rayas (no estampada), tiene varias ventajas. Al ser reversible, se puede poner por una cara en verano y por la otra en invierno -por ejemplo, azul para invierno y verde para verano-; las rayas facilitan enormemente la labor de corte, lo cual es muy importante al cortar cojines grandes. Las tiras de tejido que sobren sirven para hacer un bonito galón para las cortinas.

El interior del sillón.
Está formado por fundas de percal rellenas de una mezcla de espuma troceada y bolitas de poliestireno. Cortar y realizar las fundas siguiendo las mismas instrucciones de las fundas de tapicería, pero dándolas unos 2.5 cm más de ancho a todo alrededor. El secreto para que los bordes queden como de profesional consiste en que la funda interior sea ligeramente más grande que la exterior. Para coser las fundas de percal, unir las partes con costuras planas (ver cómo hacer las costuras básicas), dejando en cada una la abertura necesaria para introducirel relleno.

Relleno de los cojines.
Una mezcla idónea es la de espuma troceada y poliestireno en bolitas, a partes iguales. Ambos materiales, utilizados por separado, son bastante incómodos: la espuma suela apelmazarse y el poliestireno es demasiado duro. Sin embargo, las bolitas de poliestireno se meten entre los trozos de espuma, evitando que se apelmacen; por esta razón no es preciso mezclarlos mucho antes de rellenar los cojines. La espuma no se debe sacar de la bolsa hasta el momento preciso de meterla en las fundas para evitar que se desparrame. El poliestireno puede resultar difícil de manejar, a menos que se aprenda cómo hacerlo. Se necesita simplemente que una persona mantenga la funda abierta y otra vierta las bolitas con una caja de cartón agujereada en una esquina, o con un canuto ancho del mismo material.
Para hacer el sillón completo se necesita un total de 2,25 kg de espuma y 2,25 kg de bolitas de poliestireno. Después de llenadas las fundas, coser fuertemente las aberturas con hilo grueso de algodón.

Etiquetas:

Una rinconera


Esta rinconera rústica armoniza perfectamente con un mobiliario de estilo rural. Se adapta a cualquier ángulo de una pieza, espacio, por otra parte, difícil de amueblar en muchos casos. La carcasa está constituida por madera blanda y los paneles laterales están formados por tablas machihembradas. La puerta, que puede girar hacia el lado que más convenga, se halla realzada por unos vidrios emplomados en forma de losanges. No se trata de la técnica tradicional del plomo a doble canal, sino simplemente de tiras de plomo encoladas sobre el vidrio. Se realiza primeramente la estantería llevando a cabo la unión de las piezas a tope. Hay que tener en cuenta que los anaqueles interiores y el de base son algo más pequeños que el superior, que corresponde al grosor de los paneles laterales.

Por otra parte, no ocupan todo el ángulo, pues solamente el superior conserva la punta del triángulo que recubre el montante de atrás. Se unen las piezas de madera con cola blanca y se atornillan por detrás. Se añade una moldura de cuarta de bordón para disimular las imperfecciones. Se coloca el marco, que está achaflanado hacia los lados para poder adaptarse mejor a los paneles laterales. Se coloca el frontón y la chambrana inferior después de haberlos calado. Se ensambla y se acristala la puerta. Se añaden las tiras de plomo siguiendo la disposición en losanges. Si se prefiere usar un cristal entero, se prescinde del emplomado. Se fija el conjunto por ambos lados en la pared mediante tirafondos y tacos o bien con plaquitas o ángulos metálicos.

Etiquetas:

Decoración de una habitación auxiliar


Un pequeño cuarto situado en la planta baja puede convertirse fácilmente en un taller que, por otra parte, resultará muy práctico si se estudia bien su distribución. Si además dispone de servicio de agua, podría convertirse en lavadero y sala de plancha. Si se trata de un cuarto de la planta superior, se podrá convertir en un dormitorio de emergencia; si es un dormitorio que no suela usarse casi nunca, podría instalarse una biblioteca o un despacho. Finalmente, una pieza que se halle algo apartada resultará ideal para desempeñar la función de sala de música.

Las soluciones son ilimitadas si se sabe sacar partido de la situación con un poco de imaginación. La forma, las dimensiones y la situación de una pieza (tanto en la planta baja como en un piso) eliminan, de entrada, ciertas funciones posibles. Así, por ejemplo, sería bastante difícil o muy costoso instalar un laboratorio fotográfico en una habitación auxiliar alejada de un suministro de agua. Se trata de determinar en primer iugar todos aquellos elementos que podrían animar la pieza y convertirla en un lugar confortable y ver luego de qué manera se le podría sacar partido.

Etiquetas:

Un armario incorporado


Este armario dispone de un amplio espacio para colgar y dos más para guardar prendas u objetos diversos. Si se aprovecha un rehundido o una alacena situada dentro de la pieza, ocupará menos volumen aún. Unas molduras sencillas sirven para destacar las puertas del armario y las tapas de los cajones. A veces no es necesario empotrar un armario, sino simplemente incorporarlo a una pared o aprovechar un ángulo déla habitación para sacar partido de un espacio reducido. Este armario ha sido construido en el lugar ocupado antes por una chimenea; ofrece un espacio amplio para guardar prendas y objetos y ocupa un espacio reducido dentro de la pieza. Si no se dispone de una parte rehundida en la pared o de una alacena, se puede sacar partido de un ángulo. Se construye el armario con aglomerado rechapado. Los tableros aglomerados se enmarcan en madera maciza blanda. El método más sencillo consiste en fijar el armazón directamente en la pared.

Uno de los problemas más delicados de este tipo de construcción tiene su origen en el espacio aprovechado, que no suele estar plano ni a escuadra. Ello significa que será necesario ajustar el mueble a estas dimensiones irregulares para compensar así las variaciones existentes. Puede ocurrir también que los tableros necesarios sobrepasen las medidas estándar de los aglomerados que se hallan en el comercio; en este caso la solución consistirá en juntar dos paneles. Se pueden añadir molduras y junquillos para dar realce a las puertas, tanto las que se abren con giro normal hacia afuera como las abatibles. Conviene elegir una madera que haga juego con la chapa del tablero o por el contrario, que contraste deliberadamente. Los tableros recubiertos con melamina no requieren ningún acabado superficial. En cambio, los rechapados normales hay que barnizarlos al igual que las molduras macizas que se añadan.

Etiquetas:

Página Siguiente »