Site Archives cama canguro matrimonial

Prácticas y decorativas camas canguro


La construcción de estas camas canguro con madera de pino de Flandes o de abeto está fácilmente al alcance de cualquier bricolador que tenga un minimo de práctica y que haya seguido nuestros artículos y nuestras lecciones. Tanto los montantes como los travesanos son de la misma sección, para facilitar y simplificar el conjunto de materiales. Conviene que dicha sección sea robusta, pues la estructura de las camas deberá tener mucha resistencia, ya que la superficie de la superior, cuando la de abajo está replegada, es muy probable que sea el campo de juego de los dos habitantes de la habitación. Recomendamos, por tanto, unas dimensiones que estén comprendidas entre los 12 hasta ¡os 10 cm de anchura y de 4 a 3,5 cm de grosor. Los ensambles de los travesanos con los montantes también deben realizarse muy resistentes.

Para eludir un trabajo algo dificultoso con uniones de caja y espiga, que, si son hechas con mucha precisión, corren el peligro de cobrar pronto movimiento y juego, es casi recomendable realizar un ensamble a media madera reforzado con cuatro clavijas, y todo ello encolado con resina epóxida de dos componentes. Con este fácil ensamble, que cualquiera podrá realizar simplemente con un serrucho y un formón, se logrará una estructura muy sólida de la cama superior. Cabe también el recurso de hacer preparar por un profesional los maderos, de modo que sólo se tenga que realizar el encolado y montaje en casa. La cama inferior consiste simplemente en un marco unido por sus extremos con un par de fijaciones expandióles. Esta cama tiene en cada ángulo unos tacos triangulares que, sirviendo de refuerzo al marco, son para colocar las ruedas que permiten su fácil traslado. Sobre estos tacos se depositará el tablero que hará las veces de somier y recibirá a su vez el colchón de espuma.

Etiquetas: ,