Site Archives esmaltes al fuego

Ejercicios de técnica de esmalte al fuego


Ejercicios de técnica de esmalte al fuego

1-1 Preparación del cobre.
– En una plancha de cobre de 4 décimas se marca con la punta de señalar un óvalo, con la ayuda de una plantilla.
– Se recorta con unas tijeras especiales para metal.
– A continuación recoceremos la pieza, colocándola encima de una reja: inmediatamente después se sumerje en agua tibia; así habremos logrado reblandecer el metal.
– Sobre una superficie blanda, que puede ser un corcho o un grueso de papeles, se da forma al cobre, pasando por el reverso de la pieza un butidor mojado repetidas veces, ejerciendo una ligera presión, hasta lograr la concavidad deseada.
– Después se coloca en un recipiente de cristal agua y ácido nítrico al 50%, se deja unos segundos y se lava con agua del grifo; a continuación se limpia con un cepillo y bicarbonato.

1-2 Colocación del contraesmalte.
– Con un pincel se pinta la cara opuesta de la superficie que queramos esmaltar con goma arábiga (agua y goma arábiga: 3 cucharadas de agua y una de goma) y a continuación se carga con un pincel una capa fina de contraesmalte.
– El contraesmalte se obtiene del recipiente donde se ha echado el agua procedente del lavado de colores; cuando está muy reposada, se tira el agua y los restos de color se guardan en potes para este fin.
– El contraesmalte se cocerá al mismo tiempo que la parte decorada.

1-3 Decapado.
– Se carga la pieza con fundente para cobre; la capa tiene que ser muy regular para que al cocer no salgan agujeros negros.
– Para cocer la pieza tiene que estar completamente evaporada; para ello se puede dejar encima del horno para que se seque o bien, con la ayuda de una espátula la colocaremos encima de una rejilla, que se introducirá repetidas veces en el horno, unos 2 segundos cada vez, hasta que no salga nada de vapor; entonces ya podemos dejar la pieza dentro. Esta cocida debe ser fuerte (800-900°) para que el decapado sea perfecto. Al sacarla, no debe tener manchas rojas; si es así, la dejaremos unos momentos más hasta que salga dorada.
1-4 Ejercicio sencillo con la utilización de colores opacos.
Encima de la pieza cargada con fundente para cobre se trazan unas líneas con rotulador para cristal, dividiéndola en 4 partes. A continuación ya se puede proceder al esmaltado. Nota: es normal que las líneas se corran un poco.

1-5 Ejercicio sencillo con la utilización de colores transparentes.
El procedimiento es el mismo que el anterior.
2-1.
– Sobre una pieza preparada con contraesmalte y fundente se ha dibujado un motivo con plumilla y tinta de imprenta.
Preparación de la tinta de imprenta: se diluye la tinta con gasolina hasta encontrar el punto de fluidez necesaria para poder ser aplicada con plumilla o pincel.
– Una vez realizado el dibujo se deja reposar unos minutos. A continuación, con la ayuda de un algodoncito impregnado con polvo de vitri negro bajo cubierta (vitrificable de alta presión), se espolvorea el dibujo y con un algodón nuevo se limpia suavemente.
Nota: la cocción del vitri no debe ser muy fuerte.

Etiquetas: