Fabricación de flores de papel


Fabricación de flores de papel

El papel crespón se utiliza desde hace mucho tiempo para hacer flores artificiales porque puede estirarse y rizarse a voluntad, lo que hace posible la realización de cualquier tipo de flor. Sus propiedades difieren bastante de las de la celulosa, y con la práctica se llega a sacar provecho de todas ellas. La más importante de las posibilidades que ofrece el papel cespón es quizá la de poderse estirar hasta el doble de su longitud, para así poder confeccionar toda clase de flores: desde rosas hasta gladiolos. Los tallos se hacen arrollando el papel a un trozo de alambre hasta envolverlo por completo. El papel crespón se vende en pliegos dobles o sencillos de unos 3 m de largo por 50 cm de ancho.

Preparación de las partes de la flor.
Corte de una tira de papel crespón. El papel crespón se estira solamente en el sentido de su largo. Las estrías van paralelas al ancho. Los pétalos y hojas de la mayoría de las flores deben ser cortados de manera que las estrías los recorran en sentido vertical, y puedan dar de sí tirando de los extremos en sentido horizontal. Sujetar el pliego con una mano, y con la otra cortar la tira con unas tijeras bien afiladas, paralelamente al borde del pliego y perpendicularmente a las estrías.
Para envolver el alambre, recortar tiras de 13 mm por 2,5 cm de ancho. El ancho de los pétalos varía de 10 cm para flores pequeñas, a 15 cm para las de tamaño medio.
Cortar siempre las tiras de papel crespón en dirección perpendicular a las estrías, para que den de sí como se precisa.

Arrollado del papel sobre el alambre.
Antes de hacer la primera flor, se aconseja practicar esta técnica en un trozo de alambre.
Poner un poco de pegamento en el alambre, o alrededor de la base y el cáliz de la flor si el alambre estuviera ya fijado a ella. Envolver con dos o tres vueltas la tira de papel, tirando fuertemente del extremo. Sujetar el papel entre los dedos pulgar e índice de una mano, mientras se hace girar el alambre con la otra. Guiar la tira de papel con inclinación hacia abajo, a la vez que se tira de ella para que quede apretada. Cuando todo el alambre esté cubierto, cortar la tira y poner una gota de pegamento en el extremo.

Flecos.
Cortar como se ha explicado una tira de papel crespón del ancho que se desee, más un margen de 2,5 cm para unir los flecos al alambre. Desdoblar la tira y volverla a doblar, primero a la mitad y a continuación, otras dos veces más. Clavar un par de alfileres para que no se desdoble. Cortar los flecos a lo largo de las estrías a una distancia entre uno y otro de unos 13 mm. Dejar cuadradas si se desea, las puntas de los flecos o bien, cortarlas a picos.
Otro método mucho más rápido de hacer los flecos consiste en cortar el papel sin desdoblarlo, tal cual viene de fábrica, pero requiere cierta experiencia, unas buenas tijeras y una mano bien firme.

Etiquetas:

Deja un Comentario

Dejanos un comentario asi sabemos lo que piensas

Leer Comentarios

Deja un comentario!